Get Adobe Flash player
072749
Today
This Week
This Month
All days
2
44
242
72749

¿Qué es el libro?

El libro, formal y materialmente es un manojo de hojas que, sostenidas por una encuadernación, mantiene pendientes a un conjunto de manchas de tinta las que en su todo forman un grupo de letras.

El libro puede ser según desde el ángulo que se lo mire y quien lo quiera mirar, objeto de múltiples y diferentes comentarios.

Para un investigador, es la fuente donde encuentra todas las respuestas a sus constantes cuestionamientos. Es el manantial inagotable de conocimiento, en donde comulgan con envidiable armonía, el ansia, el esfuerzo y la paz.

 

Para un estudiante ¿es acaso algunas veces su mayor tortura? Podría sostenerse que el libro es para él, un amigo que nació de una relación conflictiva, que con el paso de los años se transforma en inseparable compañero.

Para un historiador, son hojas donde navegan hechos que acontecieron en el pasado, que reconstruidos en el presente, inspiran su alma y recrean su espíritu, diseña en su interior el hecho y goza letra a letra, párrafo a párrafo con el cavalgar de la historia sobre su mente.

Para un congresista, debería ser la fuente donde encuentran las soluciones a los grandes problemas nacionales y cuyas soluciones deberían ser siempre ajenas a conveniencias, coyunturas o pactos.

Para un magistrado, es donde reposa la sabiduría, donde el espíritu de la ley se desplaza entre sus letras para que el juez después de su detenida lectura sepa impartir la justicia con razón y equidad.

Para los gobernantes, es el marco donde descansa su autoridad, donde se fijan sus responsabilidades y donde su honestidad sabrá leer con ojos de sabiduría el correcto sentido de sus obligaciones para con su pueblo y la historia.

Para un político, es un ideario donde se encuentran sus razones, donde fluyen sus aspiraciones y donde espera encontrar la mágica clave que lo ayude a conectarse con los intereses generales. Es su norte, su guía y el estímulo siempre vivo que da fuerza a sus ideales.

Para un empresario ¿acaso podríamos pensar que este libro estaría lleno de números, cifras y cuentas; proyectos, maquetas y estructuras? Pero permítanme decirles, que para el hombre de negocio es el lugar donde encuentra narrado los hechos que hicieron ricos a otros, los sacrificios que fueron buenos para situaciones parecidas a las que les ha tocado afrontar, y donde aspira poder encontrar la idea, el mensaje o la anécdota que encienda esa chispa que todo ingenioso y audaz empresario mantiene latente en su corazón.

Para su autor, es un hijo a quien ha concebido en su mente, dado forma con sus ideas, traducido en letras por su intelecto, puesto sobre un papel por el generoso don que ofrecen las manos, mil veces retocado por su afán perfeccionista, que no conforme con el último borrador, aspira mejorar su ya insuperable última corrección. Sufre como cualquier madre su gestación i desespera impaciente como cualquier padre la espera por conocerlo.

Para Dios, fue la mejor forma de perennizar su mensaje, escribir sobre sus hojas una enseñanza para la vida, para encontrar en sus líneas una luz a nuestras dudas y un bálsamo para nuestras aflicciones. Es nuestro sustento moral, nuestra ayuda espiritual, nuestra eterna salvación.

Y para mí ¿Qué es un libro? sino un medio que escogí para vivir con dignidad, una especialización que diseñé para sentirme útil a la sociedad, un compromiso que asumí con seriedad para señalar a mucha gente que su conocimiento no debe ser solo verbo derivado en una aula universitaria, sino luz reflejada en un eterno e imborrable mensaje.

Y para nosotros es un motivo real de orgullo, pues nos permite con alguna frecuencia reunirnos y compartir en torno a un nuevo autor la satisfacción de ver en sociedad a su última realización.

 

 

 

 

LIBROS EDITORIAL EDINO